Acompañantes·Platos principales·Recetas

El secreto para un arroz blanco perfecto

img_1318Cualquiera diría que hacer arroz blanco es lo más sencillo del mundo. Sin embargo, el arroz es un cereal complicado. Parecería que siempre llega a tu plato con una textura diferente: granoso, pegajoso, duro, semi crudo, “amogollao”… Y cuando es uno mismo quien lo prepara, siempre está la duda de cómo va a quedar. Es por eso que decidí escribirles en mi blog los pasos a seguir para que el arroz te quede siempre perfecto. Para mí llegar a entender y hacer el arroz siempre igual, granosito, suave y suelto, ha sido una batalla de años. Pero después de cientos de intentos, esta es la receta que siempre me complace.

Para que te quede el arroz perfecto, ten en cuenta lo siguiente:

  • Siempre utiliza tazas de medir para el arroz y el agua. Medir el arroz a ojo es un talento sobrenatural.
  • Siempre utilizo un caldero para hacer arroz pues encuentro que la forma curvada del fondo ayuda en la cocción.
  • La cantidad de agua que lleva el arroz dependerá del grano que utilices. El arroz grano mediano, por ejemplo, utiliza menos agua que el grano largo.
  • El arroz integral es otra categoría. No puedes seguir los mismos pasos que utilizas para hacer arroz blanco.
  • Destapar el arroz antes de tiempo es un pecado capital!!! Debes ser paciente y medir el tiempo preciso antes de destaparlo.
  • Debes evitar mover mucho el arroz. Mientras más lo remuevas, más se activa el almidón natural del cereal, creando una consistencia cremosa o pastosa. Por eso el risotto se menea tanto.

Arroz blanco

Rinde para 5-6 personas

Ingredientes

3 ½ tazas de agua
2 cdas de aceite de oliva
1cdta de sal
2 tazas de arroz grano largo, Jazmín o Basmati

  1. En un caldero mediano, pon a hervir el agua, aceite y sal.
  2. Rápido que hierva, agrega el arroz y revuelve solo para que todos los granos estén cubiertos por el agua, no más. Deja hervir destapado.

     

  3. Una vez puedas ver el arroz en la superficie, muévelo delicadamente de abajo hacia arriba con un cucharón.  Unas 2 o 3 veces es suficiente.                                                                                                                              img_1315
  4. Tapa el arroz y baja el fuego a lo más bajo. Deja que se cocine tapado por 15 minutos, no menos. Apaga el fuego y deja tapado por 5 minutos más.
  5. Destapa y mueve el arroz con un tenedor para separar los granos. Si no tengo prisa, lo vuelvo a tapar y lo dejo en su vapor unos 10 minutos más, así se suelta aún más. Pero ya a este punto está listo para servir.

 

  • Variaciones

    • Si prefieres arroz grano mediano, utiliza 3 tazas de agua para 2 tazas de arroz.
    • Si el arroz te gusta estilo arroz frito chino, firme, seco y bien granoso, utiliza 3 tazas de agua para las 2 tazas de arroz grano largo.
    • Para hacer pegao, debes dejar el arroz a fuego medio alto más tiempo antes de tapar,  hasta que observes que dora un poco las orillas del caldero, con mucho cuidado que no se queme.

¡Así de rico, suave y granosito queda, que hasta solo se deja comer!

img_1281

 

 

 

 

 

4 comentarios sobre “El secreto para un arroz blanco perfecto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s